HOME > QUIÉNES SOMOS > COLUMNAS DESTACADAS

¿Qué harán mis hijos mañana ...?
por Jaime Alée (05/08/2004)

Me parece sentir cada vez con más fuerza una incertidumbre y hasta un cierto grado de angustia de los padres de hijos menores a 20 años respecto del futuro que les depara a sus hijos, y me refiero a la seguridad de que están siendo preparados y entrenados adecuadamente para sobrevivir heroicamente en el mundo incierto de los próximos 10 años más. - El horizonte del año 2014-. Suena casi de ciencia ficción pero si retrocedemos igual cantidad de años (1994) parece que fue ayer.

El principal problema es, según mi opinión, que en el estómago los papás percibimos, por múltiples razones fundadas aunque difusas, que no lo estamos haciendo bien y peor, que hay un error conceptual garrafal en los
paradigmas en que nos estamos basando.

Lo más facil es atacar al sistema educacional e incluso a la globalización o a la economía de mercado, pero a mi juicio, son sólo síntomas visibles y desesperados de nuestros propios miedos, que insisto, tienen justificación.

Volviendo al año 1994, les recuerdo – violentamente- que ese año aún no existía la Internet en la forma que la conocemos (era un cuento más bien universitario) y que a partir del año siguiente aparecieron muchas actividades nuevas y otras simplemente desaparecieron. Para que decir delas empresas, muchas de las fortune 500 aparecieron ese año y se dedican a actividades inimaginadas un año antes, como Google o Yahoo o Amazon. Les recuerdo, para vuesto terror que no existìa el MP3 y la música era vendida en medios físicos, principalmente cassetes. No existian obviamente los DVD`s y el mundo era analógico.

Se imaginan el terror de un estudiante que iba a entrar a la universidad el año 1993 sobre su posible elección si hubiera visto en una bola de cristal que un huracán llamado Internet se estaba levantando más allá del océano y que un gurú de esa época le hubiera contado el mundo digital del año 2004. Aterrador, sin duda.

Pues señores, alármense y preocúpense con justa razón cuando miren el año 2014. Efectivamente nuestros hijos no están siendo entrenados para esa realidad y peor aún, ya tenemos las primeras señales de profesionales cesantes o laborando en actividades muy alejadas de lo que se les vendió cuando entraron a la universidad o mientras estudiaban.

A mi juicio, las necesidades del futuro tendrán mucho mas que ver con las capacidades sociales que con las capacidades técnicas, las capacidades emocionales que con las capacidades de análisis . De hecho creo que el estudio tenderá a un contìnuo de muchos años con breves períodos de update y reorientación y ello en la vida laboral mas que en la previa, universitaria. De hecho estoy muy de acuerdo con algunos que predican la enseñanza formal de la tolerancia, la empatìa, la acertividad, como materias de colegio y las pràcticas de trabajo en equipo, sociología y tolerancia a la frustación en la universidad. El viajar y aprender otras lenguas y culturas serán también factores claves. Las carreras universitarias deberían disminuir drásticamente su duración y la mismas universidades deberán adaptarse a ser centros de reorientación más que de enseñanza académica.

Los colegios deberán ser mas abiertos y mucho menos rigurosos en las materias y estandares académicos y mucho màs en la preparación social de los individuos.

Muchos de los que leen este articulo me darán la razón de que hoy están realizando una actividad muy alejada a lo que estudiaron y que su actual situación tiene mucho màs que ver con la vida misma que la profesión que escogieron y peor aún, hay un dejo de desadaptación y angustia, que se percibe en los propios silencios, entre sus sueños de jóvenes y la realidad adulta ...

 
Negocios Internacionales / TLC Chile Japón Nueva era para las relaciones ? Al fin TIC con japón?
¿Qué efectos tiene? Análisis de Jaime Alée. (24 de Agosto de 2007)
Tecnología / Transantiago
Una cruda realidad,
el transantiago y la
tecnología

¿El transantiago es
el ERP de Santiago? Análisis de Jaime Alée. (14 de junio de 2007)
 
   
   © Copyright 2007, Eskorpion
ESKORPION Luis Matte Larraín 871- Las Condes F:562-7103146