HOME > QUIÉNES SOMOS > COLUMNAS DESTACADAS

Vicios privados-virtudes públicas ... (Vizi privati, pubblichge virtù)
por Jaime Alée (09/11/2004)

No sé si aplicar este título de película a la actual relación entre el sector público y el privado, sin embargo, existe una concepción relativa en cuanto a que lo público es transparente y sometido al escrutinio masivo y lo privado, en el sentido personal al menos, es algo oculto y por lo tanto allí se deberían encerrar aquellos aspectos negativos que no deben ser conocidos por el “resto”.

En realidad, el rezago de este pensamiento permanece a mi juicio en nuestro subconsciente colectivo y sistemáticamente se asocia a lo “público” un dejo de bondad y valores generosos y a lo “privado”, como sistema (Isapres, AFP, empresas, etc) una visión de egoismo y avaricia intrínseca, camuflada por buenas palabras.

En el arte de gobernar, desde lo “público” para el pueblo en general, aparece como contrapeso y poder fáctico el sector empresarial (ámbito privado) el cual carga con esa imagen poco grata y que siempre hace poco creíble sus intenciones de bienestar común, mas bien se evidencia bienestar propio.

En el mundo actual el sector denominado “privado” es muy poderoso y tiene sin duda un papel relevante en lo que se decida y haga, siendo ello reconocido por el sector “público”, obviamente generando recelo.

Pero, seamos realistas: Ambos mundos tienen repartido el poder de gobernar, algunos directamente y otros fácticamente, y ello es un hecho de la causa. También reconozcamos de una vez que hay muchos vicios públicos y virtudes privadas en la mayoría de nosotros (personas y organizaciones) y por ende hay una gran caricatura que deberíamos borrar.

Al eliminar esta falacia, probablemente entendamos mejor que estamos construyendo todos este mundo y este país. Que los paises exitosos son aquellos en que, reconociendo esta obviedad en el fondo de su corazón, se dejan de payasadas y cooperan.

Viene un cambio de gobierno y esperamos los “privados” que los candidatos “públicos” nos propongan un programa de gobierno para elegir quien nos representa mejor, pero en realidad estamos escogiendo un “gobierno” y debe gobernarnos, dirigirnos, conducirnos hacia la felicidad. Ello no disminuye nuestra responsabilidad, ya que nosotros, privados, empresas, personas; debemos construir realmente esa felicidad.

En el actual gobierno hay grandes ejemplos en que se ha actuado en ese sentido: El modelo de las concesiones aplicadas a casi todo, han generado el espacio justo en que el sector público ha puesto las reglas de eficiencia y el sector privado las ha implementado. ¿Quién paga? Al final siempre doña Juanita Moya , no nos engañemos, pero el uso de su dinero es más productivo. Ese modelo ha demostrado ser eficiente y creo que el sector “público” del futuro deberá utilizarlo muy a menudo para fijar los modelos “empresariales” de bien común, como la salud, la educación, el transporte, la seguridad. Nosotros que trabajamos en el ámbito de la tecnología, hemos visto como en estos años hemos entregado la posibilidad de optimizar viejos modelos de uso público, como en las autopistas con los Tags, la justicia incorporando TI, la posibilidad de mejorar el servicio del gobierno a traves de e-government, la mejora de precios de las licitaciones a través de Chile-Compra, la educación con el proyecto enlaces, el transporte con el modelo tecnológico del Transantiago, etc.

Es decir, en síntesis, las Tríadas: Gobierno-Imaginación-Reglas; Privados- Inversión-Eficiencia; Ciudadanos-Impuestos-Calidad de vida son las claves del éxito en un modelo en que los vicios y las virtudes son relativos a cada cual y finalmente son calificativos o juicios relativos aplicables a todos, sin excepción. Es posible , y lo afirmo, con el mismo dinero mejorar la calidad de vida y ello es la clave de todo.

 
Negocios Internacionales / TLC Chile Japón Nueva era para las relaciones ? Al fin TIC con japón?
¿Qué efectos tiene? Análisis de Jaime Alée. (24 de Agosto de 2007)
Tecnología / Transantiago
Una cruda realidad,
el transantiago y la
tecnología

¿El transantiago es
el ERP de Santiago? Análisis de Jaime Alée. (14 de junio de 2007)
 
   
   © Copyright 2007, Eskorpion
ESKORPION Luis Matte Larraín 871- Las Condes F:562-7103146