HOME > QUIÉNES SOMOS > COLUMNAS DESTACADAS

El falso paradigma del sistema electoral y el ombligo ...
por Jaime Alée (20/05/2004)

La palabra paradigma viene de griego y significa modelo o norma en general inamovible desde hace mucho tiempo.

He leido en muchos medios estos días que se está estudiando por tercera vez la modificación al sistema electoral que permita la inscripción automática y la votación voluntaria.

En particular me llamó la atención la opinión de los expertos quienes defienden y atacan al sistema propuesto basándose en puros falsos paradigmas, muchos obsoletos y otros muy limitados a lo que existe, lo que equivale a mirarse el ombligo.

Se dice que el porcentaje de no inscritos ha aumentado a un 21% del total de potenciales ciudadanos. No se dice que ese porcentaje en los menores de 25 años es del 70% al menos. Es decir, primer problema, este es un asunto que involucra a la juventud esencialmente. Ellos son los clientes .

- Segundo: Dicen los expertos que los jóvenes son apáticos por a) el sistema binomimal existente b) La política no los conmueve c) No quieren ganarse la obligación a ir a votar. Sabían ustedes que actualmente la inscripción al registro electoral sólo se realiza personalmente los primeros 7 días hábiles de cada mes de 9 a 12 AM? No estará por allí parte de la explicación?

- Tercero, se dice que la complicación de la inscripción automática es el determinar el efectivo domicilio del inscrito ya que el sistema electoral requiere de éste para determinar la cirscunscripción donde votar. Me pregunto ¿ Porqué es necesaria una circunscripción? ¿ Porqué debe uno votar cerca de donde vive?

Ahhhh, ¡muuy buena pregunta! La razón es que el sistema electoral actual es una máquina antigua y obsoleta cuyos engranajes requieren que cada persona se encuentre en un solo punto geográfico y físico con un papel con su nombre impreso, de tal forma que previa identificación y voto, se marque ese casillero de forma tal que se le impida votar dos veces. Es decir, en vez que un computador haga el trabajo de chequear que fulano ya votó y se le impida hacerlo de nuevo, lo hace el vocal de la mesa . Me dirán que igual se requiere su domicilio para las votaciones regionales o locales (alcaldes), pero en realidad basta con la comuna. Es decir, con número del rut, nombre y comuna es suficiente para votar. Se debería poder hacerlo desde cualquier lugar del país o del extranjero y simplemente un sistema electrónico debería llevar los “libros” de votación. Quizás las votaciones podrían durar varios días. Más aun, postulo que la identificación no deberían hacerla personas ya que la actual cédula de identidad posée características tecnológicas que le permiten a una máquina identificar con mucha mayor certeza al individuo (cuestión hoy discutible ya que basta con cierto grado de similitud física para suplantar a un votante).

Es decir, podríamos tener un sistema electoral moderno y sobre todo “simple”. Podríamos inscribir automáticamente a los ciudadanos y votar voluntariamente , haciendolo de manera sencilla en cualquier punto más cercano de donde esté el lector ese día. No sería necesario paralizar el país, o habilitar los 2000 centros de votación, o movilizar a 100 mil vocales.

Podríamos rediseñar el sistema y hacerlo más simple y amigable y quizas, entonces, podríamos entusiasmar a los jóvenes a votar puesto que tal vez, lo que los cohíbe, es algo tan elemental como lo complejo , burócrata y lleno de restricciones que es el actual modelo logístico.

 
Negocios Internacionales / TLC Chile Japón Nueva era para las relaciones ? Al fin TIC con japón?
¿Qué efectos tiene? Análisis de Jaime Alée. (24 de Agosto de 2007)
Tecnología / Transantiago
Una cruda realidad,
el transantiago y la
tecnología

¿El transantiago es
el ERP de Santiago? Análisis de Jaime Alée. (14 de junio de 2007)
 
   
   © Copyright 2007, Eskorpion
ESKORPION Luis Matte Larraín 871- Las Condes F:562-7103146