HOME > QUIÉNES SOMOS > COLUMNAS DESTACADAS

Sinpromiso ...
por Jaime Alée (25/09/2003)

La cultura japonesa está ligada en sus raíces al sintoísmo, una antigua religión que existía en la isla antes de la entrada del budismo el siglo VII, la cual, continúa siendo la religión preponderante en ese país.

Esta religión expresada en palabras simples es el vivir en armonía con los dioses, o “kami”, siendo éstos todos los que representan las fuerzas de la naturaleza. Los seres humanos, como hijos de kami, tienen ante todo una naturaleza divina. Por consiguiente, de lo que se
trata es de vivir en armonía con los kami, y asi uno podrá disfrutar de una protección y aprobación. Aunque el sintoísmo no se basa en
muchos dogmas ni en una teología muy compleja, a los japoneses les ha dado un código de valores, ha moldeado sus comportamiento y determinado su forma de pensar. Vivir en armonía.

Por mi ya extenso trabajo con los japoneses he logrado superficialmente apreciar sus cualidades y tambien sus debilidades. Creo que los chilenos tenemos un carácter similar, pero hay un elemento que nos diferencia absolutamente. En Japón el compromiso es un rasgo básico de la mayoría de su pueblo y en Chile es una excepción.

Para los japoneses, (cuyo contacto con Dios es contemplativo y no tan dialogante como nosotros), la forma que tenemos los chilenos de expresar nuestras ideas y planes en público en forma casi intuitiva es casi digna de Dioses o súper hombres. Ellos son incapaces de poder expresar un plan de acción o estrategia sin haberlo meditado y consensuado después de masticarlo lentamente. Nosotros, casi al mismo ritmo que pensamos , somos capaces de decir brillantemente lo que hay que hacer y las distintas soluciones de casi cualquier problema. Ellos se comprometen después con el plan, nosotros lo dejamos en el fuego artificial.

Nuestro gran “ dilema” es que los que expresan estas ideas no tienen ningún compromiso de hacerse cargo de llevarlas a cabo. Es tan excepcional encontrar personas comprometidas con lo que dicen o prometen, que son consideradas muy valiosas. De hecho, se dice de alguien que hace su trabajo bien que es una persona “muy comprometida” y ello se valora con honor y calificaciones. En Japón, quien no es comprometido es un bicho raro.

En los colegios chilenos , los padres no se comprometen con el colegio ni con sus hijos, los profesores tampoco y, como resultado obvio nuestros hijos son poco comprometidos, ¿qué esperamos? Nuestros empleados y nuestros políticos son poco comprometidos, estamos llenos de promesas incumplidas y nadie se siente avergonzado por ello. Es nuestro estandar de país.

Creo que el ser comprometido es un valor excepcionalmente necesario y muy asociado a la capacidad de crecer, como persona y como país.

Comprometido es aquel que es capaz de tener sus promesas cumplidas o en fase de cumplimiento (obviamente las recuerda) . Piensen en ello: ¿cuántos planes que expresamos están en baúl de los olvidos? ¿Cuánta energía se gasta en hacer proyectos y powerpoints que después no se cumplen?, ¿Cuántas veces al día nos disculpamos desde por llegar tarde, por no haber devuelto una llamada hasta por no terminar un trabajo?, ¿Cuántas veces ni siquiera devolvemos la llamadas ni contestamos los mails?, ¿Cuántos nos corremos de las reuniones de apoderados? Pero, para ver un partido de futbol sí hay un compromiso nacional ... Entonces es posible!

Hay que trabajar a todo nivel este tema. Es un elemento esencial que hace falta a los chilenos y por tanto, tal vez, sería casi más importante como aprender Inglés o tecnologías de información.

Propongo una certificación nacional PMC que se entregue a nivel de colegios desde kinder donde este tema sea una asignatura más. (PMC: Persona mínimamente comprometida ...). Pero ¿quién enseña?

 
Negocios Internacionales / TLC Chile Japón Nueva era para las relaciones ? Al fin TIC con japón?
¿Qué efectos tiene? Análisis de Jaime Alée. (24 de Agosto de 2007)
Tecnología / Transantiago
Una cruda realidad,
el transantiago y la
tecnología

¿El transantiago es
el ERP de Santiago? Análisis de Jaime Alée. (14 de junio de 2007)
 
   
   © Copyright 2007, Eskorpion
ESKORPION Luis Matte Larraín 871- Las Condes F:562-7103146