HOME > QUIÉNES SOMOS > COLUMNAS DESTACADAS

Cambios ...
por Jaime Alée (27/01/2005)

Estaba leyendo sobre el cierre de negociación por la transferencia de la propiedad del control de ENTEL a capitales chilenos y me pregunté: ¿Qué han estado sintiendo los empleados de ENTEL estos últimos meses?

Probablemente un mezcla de resignación y temor, temor a perder la pega, a lo que vendrá, temor a los cambios al fin y al cabo. Me imagino que ello traerá cambios, es obvio, al menos al nivel de algunos ejecutivos de confianza de Telecom. Sin embargo el tema que me ocupa es otro. El aumento de la tasa de cambios de propiedad de las empresas tal como si el mundo fuera un gigantesco juego de metrópoli. En Chile, sin ir más lejos, han habido grandes cambios de propiedad en los grandes Retails, casi extremos diría yo, como el (en curso) de Almacenes París. Para que decir el mundo de las telecomunicaciones, donde nadie, nadie se ha salvado en los últimos seis meses. ¿Se acuerdan de Chilesat? Hoy Telmex. ¿De Bellsouth? hoy parte de Telefónica, ¿Metrópolis y VTR de cable?, ambas hoy del mismo dueño, etc. A nivel mundial, ¿se acuerdan de Compaq? Hoy absorbida
(literalmente por HP).

Detrás de estos cambios de dueños hay cambios de timón, hay cambios de gestión, cambios de personas y obviamente afectan a los trabajadores para bien o para mal.

Me parece que esta realidad aun no percibida completamente será parte de nuestra vida laboral en el futuro y se agrega a la ràpida muerte y olvido de las empresas que no logren competir. Eso también es parte de la globalización. Es una virtud y es un defecto. Una oportunidad y una amenaza. El ying y el Yang.

Deberemos tener trabajadores que se adapten sin dolor ni sufrimiento a esta realidad. Todo es frágil y como decía un ejecutivo exitoso: Hay que ser paranoico, pues es la única manera de vivir tranquilo. Qué contradicción. ¿Ello significa que tendremos más desempleo? No lo creo, pero es evidente que el período medio de tiempo trabajado por empresa disminuirá. Al igual que disminuirá la vida media de una empresa. Las empresas quizás ya no morirán al viejo estilo, quebrando, sino que se serán compradas o absorbidas por otras, a vil precio si su situación es frágil. Es decir existirá una suerte de metamorfosis empresarial acelerada, un darwinismo en càmara ràpida. La muerte será el olvido de la marca, aunque el producto le sobreviva.

Vuelvo al tema central: ¿Y las personas? Las personas deberán adaptarse a esta nueva realidad, tan modificable como es modificable un tsunami. Simplemente son los hechos.

Quizàs los jóvenes de hoy, digamos la generación de los últimos 20 años de fines del siglo pasado será la que mejor se adapte a esta realidad y muy probablemente la educación que recibieron (de nosotros) solo será una traba para adaptarse en esta realidad y ellos, cuando alcancen el poder, recién cambiarán la educación de sus hijos para adaptarse al nuevo mundo.

Nosotros, los llamados baby boomers, de la generación del 45 al 65, que tenemos de alguna manera la responsabilidad de la administración del mundo actual, sólo generamos (con mucho orgullo) este monstruo, pero es evidente que no podemos controlarlo y tenemos miedo ... No estamos cómodos. ¿Quizás no fue el mundo que soñamos? Al menos para nosotros.

 
Negocios Internacionales / TLC Chile Japón Nueva era para las relaciones ? Al fin TIC con japón?
¿Qué efectos tiene? Análisis de Jaime Alée. (24 de Agosto de 2007)
Tecnología / Transantiago
Una cruda realidad,
el transantiago y la
tecnología

¿El transantiago es
el ERP de Santiago? Análisis de Jaime Alée. (14 de junio de 2007)
 
   
   © Copyright 2007, Eskorpion
ESKORPION Luis Matte Larraín 871- Las Condes F:562-7103146